En España la Legislación sobre marihuana se recoge en el Código Penal y se desarrolla en La Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo . Se castigan como delitos el cultivo, la elaboración, el tráfico y la posesión ilícita. Así como las actividades que promuevan, favorezcan o faciliten el consumo de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas. El artículo 368 distingue entre drogas que causan y que no causan grave daño a la salud, y en el segundo grupo encontramos el cannabis. Para el Código Penal español no es delito el consumo, la posesión y el cultivo de cannabis cuando sea para el propio consumo y no esté destinado al tráfico.

Legislación sobre el cultivo de marihuana

La posesión de marihuana para el consumo propio y el consumo de marihuana no es ningún delito mientras lo hagas en el interior de tu domicilio. En cambio el cultivo de cannabis industrial y su venta si están penalizados por la Ley.

El artículo 368 del Código penal Español define como delito los cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópica. Por lo tanto el cultivo de cannabis se considera delito sólo si está destinado al tráfico ilegal. No para el autoconsumo

Esta diferencia no se encuentra claramente legislada. No estando del todo claro para los ciudadanos ni para las autoridades. No se especifica una cantidad exacta de marihuana que diferencie el auto consumo de la producción para la venta

Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana. Que es la que desarrolla el articulo del código penal. dice en su apartado 18 del artículo 36. Se castigada con multas entre los 601 y los 30.000 euros la ejecución de actos de plantación y cultivo ilícitos de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas en lugares visibles al público, cuando no sean constitutivos de infracción penal.

En España está penado el cultivo de marihuana para la venta no para el consumo de quien la cultiva. Al no haber un número delimitado de plantas que diferencie el auto consumo de la venta. Los jueces están tomando los siguientes aspectos para su diferenciación

Criterios para diferenciar autocultivo

  • Eres o no consumidor de marihuana.
  • Perteneces a un club de fumadores de marihuana
  • Tu nivel de vida es proporcional al de los ingresos monetarios que registras.
  • Dispones de materiales específicos para el tratamiento de la marihuana como : armarios de almacenamiento y secado, básculas de precisión etc…
  • Recibes visitas sospechosas en tu domicilio.
  • Realizas registros de tus cosechas u otro tipo de anotaciones.
  • Dispones de una cantidad inusual de dinero en efectivo.

Como la valoración de mucho de estos aspectos depende de la apreciación individual te recomendamos

  • No seas ambicioso: En España se han llegado a producir detenciones por tener 30 plantas
  • Se discreto y no alardees de tu cultivo
  • Se da por hecho que el cultivador va cosechando en función de sus necesidades particulares. Por lo que la recolección sera en función de tus necesidades y no todo de una vez
  • Aun siendo un cultivo de auto consumo te recomendamos que vigile los olores con filtro de carbono

Los cultivos de interior no son ni ilegales ni constituyen una infracción según la nueva Ley de Seguridad Ciudadana. El método más efectivo para un auto cultivo de manera segura es el de equilibrar el tamaño del cultivo al consumo anual de marihuana (gramos de marihuana consumidos al día multiplicados por los 365 días del año) con un máximo de dos cosechas anuales.

Legislación sobre el consumo de marihuana

La marihuana, y el hachís, son las drogas ilegales más consumida en España. Un tercio de la población la a consumido a lo largo de su vida. Los efectos en el cerebro son debido principalmente a uno de sus principios activos, el Tetrahidrocannabinolo THC, que tiene una duración media aproximada de una semana, siete días después de consumirlo, el organismo no ha conseguido eliminar más que el 50%.

El Tribunal Supremo determina que un consumidor se suele proveer de sustancia para cinco días y fijando así en 100 gramos la posesión legal para el consumo personal.

El consumo en un espacio público, el traslado por personas con el objeto de facilitarles el acceso a drogas tóxicas, la ejecución de actos de plantación y cultivo ilícitos en lugares visibles al público y la tolerancia del consumo ilegal o el tráfico en locales o establecimientos públicos y la falta de diligencia para impedirlos se consideran una infracción grave que conlleva a la incautan de la droga y a una multa desde los 601 a los 30.000 euros.

Legislación sobre marihuana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *